martes, 25 de mayo de 2010

De Papeles de Agua


El amor no es una silla dorada donde uno se sienta; no es un lecho de rosas en donde uno se acuesta, ni siquiera una plancha con clavos, donde una, como un faquir, pretende descansar. 
El amor no es siquiera un lugar donde, por lo menos, se respira.
El amor simplemente no es nada.


Antonio Gala